aspaym_cordoba

Aspaym Córdoba - eventos                                                             Siguenos en:  


Vértebras presentes en la columna vertebral

Tal y como se mencionó en el párrafo anterior, en el cuerpo humano se puede llegar a contar 33 vértebras, en donde cada una de ellas se van a distribuir en cinco regiones o grandes grupos.

  • Regiones en las que se distribuyen las vértebras
    1. Región cervical: 7 vértebras (C1 a C7)
    2. Región dorsal: 12 vértebras (T1 a T12)
    3. Región lumbar: 5 vértebras (L1 a L5)
    4. Región sacra: 5 vértebras (S1 a S5)
    5. Región coxígea: 4 vértebras (Co1 a Co4, inconstantes)
    6. Columna vertebral humana.


      Las vértebras cervicales, dorsales y lumbares son independientes (“libres”) y gozan de cierta movilidad, mientras que las vértebras sacras y coxígeas están soldadas formando dos huesos: el sacro y el coxis, por lo que no gozan de movilidad. Funciones de las distintas vértebras


      A continuación damos una breve explicación de cuál es esa función principal que cumplen las vértebras en el cuerpo humano, dependiendo de la región a la que pertenecen, de acuerdo con la clasificación que se presentó en el párrafo previo.

      • Las vértebras cervicales permiten la flexión, extensión, torcimiento y giro de la cabeza.
      • Las vértebras dorsales están diseñadas principalmente para permitir la rotación del torso.
      • Las vértebras lumbares permiten realizar principalmente los movimientos de flexión hacia adelante y extensión hacia atrás del torso, además de flexión lateral y un pequeño rango de rotación.
      • Las vértebras sacras tienen la función principal de transmitir el peso del cuerpo a la cintura pélvica.
      • Las vértebras coxígeas sirven de apoyo para muchos ligamentos y músculos.

      ¿Qué es la columna vertebral?

      La columna vertebral, situada en la parte media y posterior del tronco, es la estructura principal de soporte del esqueleto, que protege la médula espinal y permite al ser humano desplazarse en posición “de pie”, sin perder el equilibrio.

      • Ubicación de la columna vertebral en el cuerpo humano.
      • Ubicación de la columna vertebral en el cuerpo humano.

      La columna vertebral se extiende desde la cabeza (a la cual sostiene) hasta la pelvis (a la cual le da soporte). En total, la columna vertebral de un adulto mide 70 cm en hombres y 60 cm en mujeres, aproximadamente.

      Presenta cuatro curvaturas que le dan el aspecto de una “S” alargada o de sinusoide. Las curvaturas cervical y lumbar son cóncavas posteriormente, mientras que las curvaturas torácica y sacra son convexas posteriormente.


    Introducción

    Basándonos en la idea de Maturana, es cierto que desde antaño en nuestra sociedad siempre han existido personas con minusvalías, las cuales han estado apartadas de todo el mundo exterior que les rodeaba, y sobre todo se les negaba una educación entre niños de su edad para que aprendieran los conocimientos básicos de la vida. Como todo cambia, nuestra sociedad también ha avanzado en torno a este tema y se ha dado cuenta que es necesario implicarse con estas personas para ayudarlas a convivir sin problemas en nuestro mundo, y que debe ser éste el que se vaya adaptando a estas personas para que ocupen una posición igualitaria dentro de esta sociedad que vamos construyendo entre todos.

    Tal cambio se ve reflejado en nuestra sociedad con la Ley 9/1999, de 18 de noviembre, de Solidaridad en la Educación, en la que se establece el objetivo general de mejorar y de complementar las condiciones de escolarización de los alumnos/as con necesidades educativas especiales por razón de sus capacidades de tipo físico, psíquico o sensorial, o asociadas a condiciones de sobredotación intelectual, desde los principios de la normalización e integración escolar. Para todo docente esta Ley es de gran importancia ya que cada vez más nuestras aulas la componen alumnos/as que necesitan ayudas específicas.

    Antes de adentrarnos en las características de las minusvalías, todo docente debe saber cuál es la definición que se le da a "necesidades educativas especiales", donde está inmersa la minusvalía:

    El abanico que cubre las Necesidades Educativas Especiales es muy amplio, implica; a las personas con sobredotación, a las desfavorecidas socioculturalmente y a todas aquellas que poseen alguna minusvalía, y serán en éstas últimas donde nos centremos para conocer cómo actuar ante un alumno/a con cualquier tipo de minusvalía.

    Hay que destacar 4 tipos:


    1. Minusvalías físicas

    En nuestra sociedad son muchas las personas que la poseen, y nosotros como docente debemos conocerlas para fomentar en nuestros alumnos/as una mejora de sus posibilidades. Las minusvalías físicas la vamos a tratar en dos campos: las Motoras y las Fisiológicas.

    ¿Y qué son las Minusvalías Motoras?

    "Las Minusvalías Motoras son una alteración del aparato motor causada por un funcionamiento deficiente del sistema nervioso central, del sistema muscular, del sistema óseo o una interrelación de los tres sistemas que dificulta o imposibilita la movilidad de una o diversas partes corporales." (Basil, 1997, citado en Ríos, 2003)

    Dentro de esta clasificación tenemos que diferenciar distintas discapacidades motrices, trataremos aquellas que con más frecuencia nos podemos encontrar:

    Según la Academia Americana de Paralíticos Cerebrales, la Parálisis cerebral es una alteración anormal del movimiento por defecto, lesión o enfermedad del tejido nervioso contenido en la cavidad craneal. La parálisis pueden ser:

    2. Minusvalías Psíquicas

    Al igual que las minusvalías físicas, en este grupo se deben diferenciar las siguientes discapacidades psíquicas:

    Qué es lo que se conoce realmente como retraso mental, en él la capacidad para manifestar conductas intelectuales y sociales presenta una dificultad según la edad de la persona, para adquirir las conductas básicas de la expresión y comprensión verbal, la autonomía motriz y personal y ciertos comportamientos sociales.

    Para hacer la clasificación sobre el retraso mental debemos basarnos en nivel de Coeficiente Intelectual:

    R. Mental Leve R. Mental Moderado R. Mental Grave R. mental Profundo
    Su coeficiente oscila entre 50-55 y 70 Su coeficiente oscila entre 30-40 y 50-55 Coeficiente entre 20-25 y 35-40 Coeficiente inferior a 20-25
    El lenguaje es mas tardio El lenguaje expresivo y comprensivo es limitado El lenguaje es muy limitado Dificultad para entender ordenes sencillas
    Logra una adecuada autonomia personal Limitaciones es su autonomia personal No son autonomos en locomocion, comida y aseo... Necesita cuidados a lo largo de toda su vida
    Tiene fificultads en el aprendizaje escolar Necesita adaptaciones muy significativas Deben tener una escolarizacion en aulas especificas. Se le debe desarrolar hábitos de destreza

    La minusvalía Psíquica, muy frecuente entre el alumnado, tiene otro gran grupo que son los trastornos generales del desarrollo: donde incluimos la esquizofrenia, trastornos autistas y otros tipos de trastornos. Cada uno de ellos tiene un tratamiento muy concreto, pero en general las bases son las mismas como podemos ver a continuación.

    Las características de este gran grupo son varias, como por ejemplo: necesitan un apoyo constante, su fijación visual es escasa, gran limitación en el uso del lenguaje, presenta problemas de adaptación a nuevas situaciones, escasa capacidad de simbolización, gran dificultad en el desarrollo cognitivo, suelen tener alteraciones en la mecánica corporal y fisiológicas, la ejecución de habilidades motrices básicas es escasa, presentando también dificultades en las capacidades físicas básicas y tienen problemas a la hora de adquirir hábitos higiénicos por lo cual necesita de un gran contacto físico y de estimulación.

    Con lo cual tendremos presente que para estos niños/as debemos, sobre todo, ser un gran apoyo y motivarlos en todo momento para que no se sientan apartados de la clase y que ellos/as mismos/as se vean que realizan progresos como el resto de sus compañeros/as.



    3. Minusvalía Sensorial

    Debemos diferenciar dos grupos de minusvalía sensorial que son muy comunes en las aulas, como son la discapacidad auditiva y trastornos graves del lenguaje y la discapacidad visual.

  • I. Comenzaremos por la

    discapacidad auditiva y el trastorno grave del lenguaje:

  • La discapacidad auditiva

    es un déficit total o parcial en la percepción auditiva, que afecta fundamentalmente a la comunicación. Dependiendo del momento en el cual se produzca la discapacidad, y en función de la adecuación del proceso educativo y/o rehabilitador, se encontrarán personas que realicen lectura labiofacial y que se comuniquen oralmente u otras que se comuniquen a través del lenguaje de signos. (Asensi, M., 2000).
  • En esta discapacidad distinguimos entre:

    La hipoacusia,

    cuya pérdida es hasta 40-60dB, se define como la disminución de la percepción auditiva. En la hipoacusia leve sólo surgen problemas de audición con voz baja y ambiente ruidoso. En las moderadas se aprecian dificultades con la voz normal; existen problemas en la adquisición del lenguaje y en la producción de sonidos. En las severas sólo se oye cuando se grita o se usa amplificación. No se desarrolla lenguaje sin ayuda.

    Para la hipoacusia, existen aparatos de gran avance que ayudará a los niños/as a que los problemas que nacen debido a la discapacidad, sean los menos posibles.

    La sordera profunda,

    cuya pérdida es superior a 60dB, su percepción auditiva es prácticamente nula, incluso con amplificación. No se produce un desarrollo espontáneo del lenguaje, pudiendo oír gritos y ruidos muy fuertes.

  • Trastornos graves del lenguaje,

    se destaca la disfasia que es la pérdida parcial y afasia es la pérdida total del habla debida a una lesión cortical en las áreas específicas del lenguaje.
  • Las características de las personas con estos tipos de minusvalías sensoriales son la gran dificultad en la discriminación auditiva, tienen una mala reacción ante los estímulos, para estas personas es necesario potenciar su organización temporal, darles normas y valores y ayudarles ya que tienen dificultad en la comprensión de actividades complejas.

    II. Las personas que tienen

    discapacidad visual,

    no poseen resto visual, o pueden realizar diferentes tareas utilizando instrumentos adecuados que potencien su funcionamiento visual. Podemos distinguir la ceguera total en las que las personas no perciben luz o si la perciben no pueden localizar su procedencia, por otro lado destacamos el déficit visual, en éste las personas poseen algún resto visual.

    Sus características más destacadas es el miedo que tienen a desplazarse por su medio ya que pueden chocar, golpearse, desorientarse sobre todo si está en lugares desconocidos por él/ella. Tienen dificultad en la percepción, orientación espacial y adquisición de habilidades motrices básicas, y debemos tener en cuenta que necesitan de un apoyo, ayudarlos en los hábitos de higiene cotidianos, aprender a desarrollar la capacidad táctil y deben entre otras realizar prácticas físicas diarias. Además estos alumnos/as tendrán el braille como medio de comunicación escrita, con lo cual tanto el docente como el niño/a debe estar preparado y con pleno conocimiento de este lenguaje, aunque para el profesorado esto es algo muy complicado, por eso reciben la ayuda de un profesor/as entendido/a en la materia.



    © 2018 - Aspaym Córdoba